jul 082015
 

La problemática de la vivienda en España tiene muchas caras y también muchas cifras. En ellas se ha fijado el informe Derechos desalojados. Derecho a la vivienda y desalojos hipotecarios en España, de Amnistía Internacional, en el que denuncia que la partida de los Presupuestos Generales destinada a la vivienda ha caído un 50% desde el inicio de la crisis, a la vez que se incrementa el drama de los desahucios, que ya suman casi 600.000 ejecuciones hipotecarias entre 2008 y el primer trimestre de 2015.

 Si acotamos el dato a los desalojos de vivienda habitual, suman casi 100.000 sólo entre 2012 y junio de 2014. Un grave problema social que, sin embargo, no ha ido acompañado de un esfuerzo acorde por parte de la Administración Pública.

En concreto, el informe destaca cómo el gasto público se ha reducido desde los 40,95 euros por persona en 2008 a los 27,79 euros de 2012, según datos de Eurostat. Un recorte especialmente sangrante si lo comparamos son la media de la Unión Europea, que asciende a 134,65 euros por persona en el 2012.

Los recortes en vivienda son aún más preocupantes si se tiene en cuenta el escaso parque de viviendas sociales. Según el Defensor del Pueblo, en España hay más de 276.000 viviendas con algún tipo de protección pública, lo que representa apenas un 1,1% del total, un porcentaje insignificante si lo comparamos con el 32% de Países Bajos, el 23% de Austria, o el 18 y el 17% de Reino Unido y Francia, respectivamente. De hecho, sólo Grecia tiene un dato inferior al de España, y se trata del único país en Europa que no tiene un plan de vivienda social.

 

 

 

 

Continúa leyendo »

jul 162014
 

Los extranjeros compraron 15.402 viviendas libres en España durante el primer trimestre del año, un 27,2% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que representó el 19,4% de los inmuebles vendidos en esos meses, según datos del Centro de Información Estadística del Notariado. Continúa leyendo »

jun 242014
 

El juez Fernández Seijó, titular del Juzgado de lo Mercantil nº 3 de Barcelona -conocido por haber planteado ante el Tribunal de Justicia de la UE las posibles taras del sistema de ejecución hipotecaria en España- ha dado un paso más en la protección al deudor hipotecario, al devolver la vivienda a una deudora basándose en que ésta perdió su casa por no haber podido alegar la existencia de cláusulas abusivas durante el proceso de ejecución.

Más noticias jurídicas en Ecoley.

Se trata de un fallo de 5 de mayo de 2014, dado a conocer ayer por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en el que la defensa de la deudora pidió la anulación de dos cláusulas por abusivas -en concreto, de vencimiento anticipado y de intereses moratorios-, así como la nulidad del procedimiento de ejecución hipotecaria que provocó la pérdida de la vivienda por parte de la afectada, y que fue dictado en su día por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Gavá a instancia de la entidad financiera.

La ejecución que ahora se anula se basó en el impago de cinco cuotas de la hipoteca, una suma que, según asegura ahora el juzgador, representa tan sólo un 1,38 por ciento del total de plazos pactados.

Ello lleva a Fernández Seijó a determinar que, aunque conceptualmente pueda reputarse esencial el cumplimiento, “sin embargo, cuantitativamente el retraso afecta a un porcentaje muy reducido de los compromisos económicos”. No habría, por tanto, un “incumplimiento grave” que justificara la ejecución.

También se declara abusiva la cláusula de intereses de demora, y ello valiéndose de los límites que fija la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios. Así, aunque temporalmente dicha ley no fuera aplicable -este caso es anterior a su entrada en vigor-, sí que fija unas pautas interpretativas que el juez puede tener en cuenta para valorar supuestos como éste.

Efectos de la nulidad

En cuanto a los efectos de esta nulidad, el fallo tiene en cuenta que, dado que el procedimiento de ejecución hipotecaria no permitía entonces -antes de la reforma de 2013- al consumidor plantear la existencia de cláusulas abusivas para evitar la pérdida de la vivienda o el recálculo de la suma debida, la afectada “no pudo hacer efectivos los mecanismos específicos de tutela de los consumidores”.

El juez recuerda que, en estos casos, el proceso declarativo en el que se analiza la abusividad de cláusulas de un préstamo hipotecario se produce -como ocurre en este caso- cuando ya se ha subastado el bien y se ha adjudicado al ejecutante, que además ha recibido la posesión del inmueble.

may 152014
 

El sector financiero español se ha convertido, a la fuerza, en todo un experto en el negocio del real estate desde que el estallido de la burbuja inmobiliaria inundara sus balances de ladrillo, promociones y solares. Una formación adquirida sobre la marcha que se ha intensificado desde que el Gobierno comenzó a incrementar las provisiones en 2012 forzando a vender.

Solo las seis mayores entidades del país saldaron más de 180.000 inmuebles en los dos últimos ejercicios a la vez que se convertían en uno de los principales promotores del país desarrollando miles de viviendas. Una experiencia que ha permitido a la gran banca casi duplicar el ritmo de venta de inmuebles en el arranque del año.

Los nuevos gestores del ladrillo

Apollo

Apollo cerró en enero la compra del 85% de Altamira, la inmobiliaria de Banco Santander, por 664 millones. El fondo, que busca comprar otra inmobiliaria y una aseguradora, se ha convertido en un gran jugador tras adquirir EVO Banco a Novagalicia o Finanmadrid a Bankia, entre otras operaciones.

Kennedy Wilson

El consorcio de fondos formado por Kennedy Wilson y Värde Partners deshizo su preacuerdo de compra de la inmobiliaria de Catalunya Banc tras cerrar un contrato con Popular para comprar el 51% de Aliseda, valorada en 800 millones.

TPG

El fondo Texan Pacific Group (TPG) se hizo por unos 158 millones con el 51% de Servihabitat, la inmobiliaria de CaixaBank, que apuesta fuerte por el negocio inmobiliario para dar salida a sus inmuebles.


r guardado a las 19:42:04.
Borrador Editar
Visibilidad: Público Editar
Publicar inmediatamente Editar









Separa las etiquetas con comas.

Elige entre las etiquetas más utilizadas


(Separar varias URLs con espacios)

Los trackbacks son un modo de avisar a sistemas antiguos de que les has enlazado. Si enlazas a otros sitios creados con WordPress recibirán un aviso automático gracias a los pingbacks, sin tener que hacer nada.

Añadir nuevo campo personalizado:

Nuevo

Los campos personalizados se pueden usar para añadir metadatos adicionales a una entrada y luego mostrarlos en tu tema. .


Cerberus

Para el fondo Cerberus, la gran puerta de entrada al negocio inmobiliario español fue la adquisición de Bankia Habitat a la entidad nacionalizada a la que pagará entre 40 y 90 millones en función de las ventas. La plataforma le permitirá posicionarse como uno de los principales gestores en el concurso que ultima Sareb.

Centerbridge

El fondo Centerbridge, que fue de los primeros en desembarcar al adquirir la plataforma de Banesto, acaba de comprar por 50 millones Inmare, la inmobiliaria de BMN.

Blackstone

El gigante del capital riesgo Blackstone ha vuelto a asociarse con la española Magic Real Estate para comprar la inmobiliaria de Catalunya Banc por unos 40 millones.

En concreto, Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Popular y Bankia han sellado 22.121 transacciones inmobiliarias en lo que va de año, incluyendo propias y de promotores financiados, por unos 3.000 millones de euros (2.636 millones sin contar a Bankia, que no lo detalla), frente a las 14.339 ventas que sumaban en el primer trimestre de 2013.

Pese al fuerte empujón que ha supuesto para unas entidades transferir a terceros la gestión de sus activos, algunos de los mejores resultados los siguen cosechando las que, de momento, apuestan por mantener la propiedad de sus plataformas.

Así, a priori, el mayor volumen de comercialización hasta marzo ha sido para CaixaBank, que en otoño vendió el 51% de su inmobiliaria Servihabitat al fondo tejano TPG. Gracias en parte a este acuerdo, la entidad catalana ha ingresado 630 millones en el trimestre por 6.302 operaciones, casi duplicando las 3.227 del mismo periodo de 2013. Pero hay que tener en cuenta que el 42% de su actividad corresponde a alquileres, que otras entidades excluyen del cómputo.

El primer puesto, por tanto, está disputado con BBVA, que por ahora sigue apostando por mantener su plataforma Anida dentro del perímetro del grupo. La entidad ha vendido 4.996 inmuebles en tres meses frente a los cerca de 3.000 del arranque del año anterior. Aunque el resultado son 231 millones de pérdidas, la entidad confía en que “la recuperación económica que está comenzando en España permita, a lo largo del año, una gradual mejora de la demanda y la estabilización de los precios”.

Santander, a su vez, ha cosechado 4.200 operaciones por 700 millones de euros, una cifra similar a la del año pasado. La entidad ha vendido su plataforma Altamira a Apollo, si bien la transacción no se formalizó hasta enero y su efecto aún no se ha hecho notar.

Le sigue en el ranking Banco Sabadell, que aunque ha tanteado el mercado para una posible venta de su inmobiliaria Solvia, asevera ahora que su intención es apostar por el negocio y sacarla a Bolsa. Sabadell vendió 3.271 inmuebles en el primer trimestre, ingresando 657 millones, cuando un año antes saldaba 2.497.